El Padre General escribe al Superior de la Amazonia

7 04 2009

El Superior General de la Compañía de Jesús, P. Adolfo Nicolás, ha enviado el día 27 de marzo una novedosa carta al P. Roberto Jaramillo sj, Superior de la Región Amazónica.

P. Adolfo Nicolás

P. Adolfo Nicolás

En su carta, el P. General  responde al mensaje y a la carta que los organizadores del “Preforo” y del “Día Ignaciano” dirigieron a los(as) amigos(as) y colaboradores(as) y en particular a la Compañía de Jesús (click aquí para conocer la carta-mensaje enviada desde Belém), con motivo del encuentro que se tuvo en Belém, Brasil, en el marco del Foro Social Mundial – FSM, el pasado mes de enero.

El P. Nicolás hace ver la consonancia del mensaje con la última CG35 en relación a la vocación universal de todos los jesuitas y a los desafíos que se nos plantean, particularmente en lo que nos toca a la reconciliación y a la búsqueda de alternativas al sistema imperante, incapaz de superar la pobreza y responder a la problemática ambiental del planeta.

La carta destaca los tres temas en torno a los que giró el FSM y el “Preforo” realizado en Belém como son: la ecología, los pueblos indígenas y la Amazonia, recordándonos el compromiso que tenemos frente a los organismos internacionales que pasa necesariamente por una opción de vida desde nuestro cotidiano. Al final, el P. General nos recuerda: el valor de los pueblos indígenas para nuestras civilizaciones, invitándonos a renovar nuestra opción por ellos, la decisión de la CPAL de tener como prioridad la Amazonia y nos invita a ser generosos con esta Región jesuitica de la Amazonia contribuyendo así a la misión Universal de la Compañía.

Fuente: CPAL (www.cpalsj.org)

Para leer la carta completa en español click aquí.
Click here to read the letter in English.
Clique aqui para ler a carta em portuguêse.




El Foro Social Mundial y la agenda de la CPAL

27 02 2009

Carta de P. Ernesto Cavassa SJ, Presidente de la CPAL

Del 27 de enero al 1 de febrero se realizó el IX Foro Social Mundial (FSM) en Belém do Para, en la Amazonia brasileña. Como los anteriores, desde el primero realizado en Porto Alegre (2001), este nuevo mega evento convocó millares de personas (130,000 mil, según los organizadores), de unos 140 países, para manifestarse en favor de alternativas sociales inclusivas y compartir experiencias y reflexiones en las cerca de 2000 actividades de distinto tipo: seminarios, conferencias, eventos culturales y representaciones artísticas que se dieron a lo largo de sus cinco días de duración.

Esta edición 2009 será recordada por desarrollarse en el contexto internacional de la crisis financiera actual (tema que reunía en Davos al mismo tiempo a los representantes del G 20), por la presencia masiva de representantes de pueblos y organizaciones indígenas y por la incorporación de nuevas generaciones en sus actividades. Se trata de “una juventud más consciente de su responsabilidad política”, según destaca François Houtart, sacerdote y sociólogo, uno de los referentes del FSM de cuyo consejo internacional forma parte desde su fundación. Los temas ecológicos ocuparon un gran espacio ya que uno de los objetivos fijados fue justamente la defensa de los ecosistemas.

Cuando se ha referido al FSM, la prensa ha centrado su atención en las noticias de destaque (como la presencia de cinco presidentes latinoamericanos que, de hecho, resultó irrelevante para los objetivos del Foro), resaltando los elementos más controversiales o las naturales limitaciones que supone un encuentro de esta naturaleza. Ha dejado de lado, sin embargo, la importancia de este inmenso taller productor de nuevo pensamiento colectivo.  Houtart evalúa los resultados de este modo: “diríamos que la ‘infraestructura mental y colectiva’ de los movimientos sociales alternativos del mundo ha dado otro paso importante en Belém, quizás ayudados en esta ocasión por una crisis mundial de grandes dimensiones que ha puesto en entredicho como pocas veces, probablemente como nunca antes, el sistema capitalista neoliberal que el FSM rechaza y al que trata de buscar alternativas desde su creación en el 2001…las circunstancias históricas han jugado a favor del FSM y del aglutinamiento de los movimientos sociales que lo componen tanto en su conciencia como en sus estrategias de acción”.

La red apostólica ignaciana se hizo presente también en esta nueva edición del FSM, con cerca de 130 participantes procedentes del mundo entero. Hubo una destacada participación de la Conferencia Jesuita de Asia Meridional gracias a la delegación de South Asian Peoples’ Initiative (SAPI) que aportó 29 personas (jesuitas, religiosas, directores de obras). Estuvieron presentes también jesuitas y colaboradores de Europa, África y Asia Oriental, miembros del Servicio Jesuita para Refugiados (JRS África Oriental e Italia), de Fe y Alegría y del Secretariado Social Jesuita. Como es natural, la mayoría de los participantes fueron de Brasil y de otros países de América Latina, incluyendo nuestros dos miembros permanentes del equipo central de la CPAL, los PP. Alfredo Ferro y Martinho Lenz. Han sido presencias significativas en  la red apostólica algunas agencias de cooperación europeas, que además nos han apoyado  en esas actividades: Magis, Entreculturas, Alboan y Jesuitenmission, a quienes va nuestro profundo reconocimiento.

Para prepararse colectivamente a la participación en este evento, la red organizó un Pre-Foro que se realizó los días previos, siguiendo la tradición de Mumbai (2005) y Nairobi (2007). El Pre-Foro Fe n’Amazônia centró su atención en el tema “Fe(s) religiosa(s) y defensa de la vida” y fue organizado por la Región Jesuita de la Amazonia (BAM). Además de los participantes de la red, asistieron a él otras 100 personas más (sacerdotes diocesanos, religiosos y laicos) que viven y trabajan en la Amazonía. Esta gran participación es fruto de la labor inter-institucional e inter-congregacional que inspira las acciones de la BAM.

En el Pre-Foro se presentaron seis experiencias de tres continentes: Vicaria del Sur de Caquetá (Colombia); las Hermanas de Nuestra Señora de Anapú, Pará (Brasil); el Equipo inter-institucional itinerante de Amazonia; el Consejo Indígena de Roraima (Consejo Indígena de Roraima, Brasil); South Asian Peoples’ Initiative de la India y las religiones tradicionales africanas. Todas ellas se refirieron a procesos compartidos con aquellos marginados de la globalización imperante: indígenas, campesinos, pobladores de las periferias urbanas, refugiados, niños de la calle, los excluidos de la sociedad india de castas (los dalits, los adivasis). La reflexión sobre las experiencias fue acompañada por Marina Silva, Frei Betto y José Comblin. Una síntesis de estas reflexiones se presentó en el FSM. Además, ya durante el Foro, la red apostólica ignaciana se reunió un día para fortalecer sus lazos y reflexionar sobre los temas sociales de la pasada Congregación General 35.

¿De qué modo todo este proceso de preparación, realización y tareas pendientes puede ayudar a la agenda de la CPAL? ¿Qué puntos de inflexión se presentan como particularmente relevantes para nuestros objetivos? Podemos destacar los siguientes:

1. La Amazonía como región estratégica: sólo la Amazonía brasileña ocupa un área de más de 7 millones de km. cuadrados que corresponde al 5% de la superficie del planeta y casi el 40 % de la región sudamericana. Posee el 20 % de la disponibilidad mundial de agua dulce no congelada y el 34 % de las reservas mundiales forestales. Su diversidad de ecosistemas la hace una de las regiones más atractivas del planeta; cerca de la tercera parte de todas las especies de fauna y flora se encuentran en la cuenca amazónica. El sistema fluvial amazónico está constituido por más de un millar de ríos, incluido el más largo del mundo: el Amazonas, desde su nacimiento en el Perú. La cuenca amazónica abarca, además, otros ocho países sudamericanos que forman parte de la pan-Amazonía. Para la CPAL, la prioridad de esta Región, en clave pan-amazónica, es aún una tarea pendiente.

2. Pueblos indígenas e interculturalidad: la región amazónica es la casa de aproximadamente un millón de indígenas, de etnias y lenguas diferentes. Sólo en Brasil se han identificado 170 lenguas. Los datos de las NN.UU. nos hablan de 370 millones de indígenas a nivel mundial. La Congregación General 35 se sensibilizó ante una situación “que pone en peligro la supervivencia misma de estos pueblos”, trabajó este tema en una de sus comisiones y recomendó a las Conferencias una atención particular. Por este motivo, el sector social identificó este tema como una de sus líneas de acción: “interculturalidad, pluralismo, afro descendientes y pueblos indígenas”, como referente para futuros programas o proyectos. El FSM nos recuerda esta prioridad.

3. Justicia socio-medio ambiental y desarrollo sostenible: es otra de las líneas de acción del sector social. Estos temas aparecieron en las comisiones de trabajo del Pre-Foro en los siguientes términos: el respeto por el medio ambiente es una actitud que se debe adoptar en el día a día y eso debe iluminar tanto las decisiones personales como las acciones comunitarias; preocupación permanente por la defensa de la vida y por los derechos humanos; necesidad de fomentar un desarrollo sostenible. Se enfatizó mucho en la necesidad de una formación de los nuestros para el respeto del medio ambiente que se pueda expresar incluso en el estilo de vida. La CG 35 nos dice que, en este punto, nuestra colaboración debe tomar en cuenta “la contribución específica que la fe y la esperanza cristianas proporcionan a este tema” (Temas para el gobierno ordinario).

4. Trabajo en red: leyendo las conclusiones de las comisiones del Pre-foro, este eje transversal es uno de los más mencionados. De hecho, el mismo FSM es un encuentro de muchas redes que, durante el evento, refuerzan vínculos y retroalimentan acciones. Es evidente que los desafíos son de tal magnitud que sólo pueden ser abordados contando con las fuerzas de todos. Por ello, los participantes insisten en aprovechar las redes y articulaciones existentes antes incluso de crear innecesariamente otras nuevas. Las redes deben tener en cuenta no sólo el impulso de acciones comunes sino la formación en los diversos temas que aparecieron como relevantes y en la incidencia (advocacy) que se requiere para la formulación de políticas que permitan avanzar en el camino de otro mundo posible.

El FSM, este espacio de elaboración de nuevo pensamiento social y de utopía colectiva, nos deja al menos estos cuatro puntos para la agenda de la CPAL. Algunos coinciden ya con líneas de acción asumidas; la participación en Belem ha ayudado a reforzarlos. Otros -la Amazonia como región estratégica, por ejemplo- nos invitan a ser más audaces y proactivos a la hora de pasar esta prioridad del papel a las opciones concretas. En todos los casos, se trata de colaborar en “establecer relaciones justas” (CG 35, d. 3), utilizando para ello el extraordinario potencial que supone el carácter de cuerpo apostólico internacional capaz de convocar a muchos colaboradores para esta “misión de esperanza”.

Ernesto Cavassa, sj





La Giornata Ignaziana

1 02 2009

di Giuseppe Riggio SJ

Click here to read this text in English. 
Para el texto español pulse aquí. 
Pour lire ce texte en français, cliquez ici. 
Per leggere questo testo in italiano, cliccate qui.

Circa centoventi gesuiti, amici e collaboratori della Compagnia di Gesù si sono ritrovati insieme lo scorso venerdì 30 gennaio per partecipare alla Giornata Ignaziana, organizzata dai gesuiti della Regione dell’Amazzonia, dalla CPAL e dal Segretariato per la Giustizia Sociale a Belém do Pará in concomitanza con il Foro Sociale Mondiale.

La provenienza dei partecipanti è stata quanto mai ampia dato che erano rappresentati quasi trenta paesi e quattro continenti. Per rendere immediatamente percepibile questa grande varietà, sono stata collocate delle bandierine per ciascun Paese rappresentato in un grande mappamondo, realizzato con fagioli e altri semi tipici dell’Amazzonia. La collocazione delle bandiere ha dato l’opportunità ai partecipanti di presentarsi e presentare l’opera in cui sono impegnati. Si è avuta così una condivisione veramente interessante della molteplicità di apostolati e realtà in cui i gesuiti e i loro collaboratori operano andando dal Brasile al Giappone, dal Sudan all’India. Questo originale e suggestivo mappamondo ha accompagnato i lavori per tutta la giornata divenendo così un costante richiamo alla universalità della missione della Compagnia e al suo concreto attuarsi in determinate realtà.

La prima parte della Giornata, dopo la preghiera iniziale basata su alcuni testi tratti dagli Esercizi spirituali di S. Ignazio, è stata caratterizzata dalla presentazione fatta dal Superiore regionale della BAM, P. Roberto Jaramillo SJ, dell’Amazzonia e della presenza dei gesuiti in questa area, presentazione che ha riscosso molto interesse e apprezzamento. In seguito, i partecipanti hanno iniziato a lavorare in gruppo su alcune piste proposte da parte degli organizzatori. Tra i temi affrontati vi sono stati: la missione della Compagnia e la riconciliazione con la creazione così come trattata nella recente Congregazione Generale (decreto 3, nn. 31-36); l’Amazzonia e la possibile risposta dei

Roberto Jaramillo SJ

Roberto Jaramillo SJ

gesuiti a livello locale, di CPAL e di Compagnia universale di fronte ai bisogni di questa realtà. Su questi temi i partecipanti alla Giornata Ignaziana avevano avuto modo già di confrontarsi in parte durante il Pre-Foro Fé’namazônia e molte delle idee e proposte che erano state formulate in quella sede sono state riprese e approfondite. L’insieme delle indicazioni ricevute va nella linea di promuovere un modello di sviluppo che parta dalla fede e dai valori in cui crediamo nel rispetto dell’uomo e dell’ambiente. Per far questo si ritiene importante sviluppare ancora di più la capacità di lavorare in rete ed essere presenti e partecipi nella sfera del dibattito e decisione pubblica. A conclusione dei lavori i partecipanti hanno discusso il testo di un messaggio da inviare nei prossimi giorni a tutta la Compagnia per condividere i risultati e le indicazioni che sono emersi dalla riflessione fatta.

Un’ultima cosa importante da sottolineare è il clima di amicizia e unità che si è creato tra i partecipanti che ha reso più profondo il confronto e lo scambio sia nei momenti formali che in quelli informali.





Il Foro Sociale Mondiale 2009 è in marcia

28 01 2009
di Giuseppe Riggio SJ
Click here to read this text in English. 
Para el texto español pulse aquí. 
Pour lire ce texte en français, cliquez ici. 
Per leggere questo testo in italiano, cliccate qui.
dsc01013

Accompagnato dalle note della canzone “Gracias a la vida”, l’immenso e colorato mondo del Foro Sociale Mondiale (FSM) 2009 si è messo in movimento questo pomeriggio con il tradizionale appuntamento della marcia inaugurale che si è snodata per le strade di Belém lungo un percorso di circa 5 chilometri, dalla vecchia zona del porto (Estação das docas) fino alla stazione dei pullman. Il percorso della marcia deciso dagli organizzatori del FSM è di certo significativo per la città di Belém e per gran parte dell’Amazzonia, perché coincide in buona parte con quello della ben conosciuta e molto partecipata processione del Cirio che viene fatta in ottobre e raduna quasi due milioni di pellegrini per la festa della Nossa Senhora de Nazaré, patrona dell’Amazzonia.

Il numero dei partecipanti alla marcia del FSM non è stato altrettanto grande, ma resta di tutto rispetto. Le autorità e la stampa locale parlano di 50.000 partecipanti alla marcia e di circa 100.000 persone presenti in città in occasione del FSM. La consistente partecipazione giovanile è di sicuro quella che colpisce di più. Erano, infatti, tantissimi i giovani presenti alla marcia che hanno incessantemente animato il cammino con i loro canti, il ritmo incalzante dei tamburi e i balli. Alcuni di loro fanno parte di associazioni di volontariato, di movimenti della società civile o sono interessati ai temi del FSM. Altri, invece, sono qui forse più per curiosità che per convinzione, si guardano intorno e partecipano del clima di festa contagioso che si respira. Tutti, però, accreditano che un “altro mondo è possibile”.

Ad ogni modo la grande protagonista della prima parte della marcia è stata la pioggia che è caduta incessante e violenta per circa un’ora. Per gli abitanti di Belém e per chi conosce il clima di questa parte di Amazzonia la pioggia violenta e improvvisa di questo pomeriggio non è stata una sorpresa. Al contrario era attesa perché gennaio è un mese molto piovoso e quasi sempre la pioggia cade nel primo pomeriggio. Di certo è stata una protagonista che ha creato qualche scompiglio, ma non ha rovinato il cammino.

dsc01021

Altri protagonisti della marcia sono stati gli indigeni dell’Amazzonia. Fin dal momento della convocazione di questa edizione del FSM a Belém era chiaro che le popolazioni indigene e i temi dell’ambiente e dello sviluppo

sostenibile sarebbero stati al centro dell’attenzione del FSM. E le cifre elevate di partecipazione delle popolazioni indigene al FSM confermano queste previsioni (circa 3.000 presenze). Adesso la grande sfida per questa edizione del Foro è che nell’affrontare i temi ambientali le popolazioni indigene non siano meramente passive, ma siano protagoniste in prima persona, dando quel contributo, proprio e unico, che viene da una sapienza che ha le sue radici profonde nella terra e nel rispetto della natura.

Nella grande massa di partecipanti alla marcia c’erano anche i gesuiti, i collaboratori e quanti hanno preso parte al Pre-Forum Fé’namazônia. Gli striscioni preparati dal gruppo di SAPI sui temi della guerra, del diritto alla terra e delle violenze contro i cristiani hanno riscosso molto interesse così come i loro abiti che ricordano i colori tradizionali delle popolazioni Dalit, considerati intoccabili secondo la tradizione indiana perché fuori casta e tuttoggi vittime di pregiudizi e discriminazioni.

Ecco alcune foto scattate lungo le quattro ore di cammino.

dsc01003dsc01009dsc01028





Experiencias de vida, fe y lucha

26 01 2009

By Fernando Franco (Con la colaboración de J. Xel, México)

Click here to read this text in English. 
Para el texto español pulse aquí. 
Pour lire ce texte en français, cliquez ici. 
Per leggere questo testo in italiano, cliccate qui.

Una parte importante del programa del Pre-Foro ha sido la presentación de varias experiencias en torno a las luchas de los pueblos indígenas y de comunidades socialmente excluidas por la tierra y una vida digna. Las masacres contra pueblos indígenas y su lucha por la tierra fueron contadas con dramatismo y frescura por los Macuxí del territorio de Roraima (CIR) y por el grupo de SAPI (India). Una religiosa india llegó fue muy aplaudida cuando narró su lucha para que las mujeres de una barriada (slum) de una ciudad en el estado de Andhra Pradesh pudieran organizarse y luchar por sus derechos. Sus palabras fueron un testimonio de la importancia de la fe en Dios y en el pueblo para poder seguir adelante durante los momentos de desánimo y cuando se crean divisiones dentro de la misma organización.

La narración viva de muchas vidas comprometidas nos hizo sentir que solamente desde una profunda mirada desde el Amor por la vida, por la tierra y por los pueblos vivos y concretos es posible sentir en el corazón el dolor, la indignación y la esperanza en un futuro. Este encuentro nos está enseñando experimentalmente, que a pesar de diferencias geográficas y culturales, todos participamos de experiencias comunes: la destrucción del medio ambiente, el desprecio por la vida de los pobres, las luchas por la vida y que a pesar de todas las monstruosidades, la esperanza en un futuro mejor está viva.

 

Dionito (CIR)

 





Un problema ético

26 01 2009

de Fernando Franco con la ayuda de Lucia Rodríguez Donate

El trabajo del Pre-Foro comenzó con la presentación de la Senadora brasileña Marina Silva, comprometida durante

Marina Silva

Marina Silva

años con la lucha sindical, diputada en el Congreso y nombrada en en 2003 Ministra de Medio Ambiente por el recién elegido presidente Lula da Silva. Desde ese puesto, trabajó en la defensa de la Amazonía elaborando propuestas de desarrollo sostenible hasta mayo de 2008, momento en el que presentó su dimisión al presidente.

En su presentación, la Senadora resaltó algunas de las medidas que puso en práctica durante los años que estuvo en el ministerio así como los principales desafíos a los que se enfrentó y, continúa haciéndolo, desde su actual puesto de senadora, ya que “la Amazonía despierta pasiones y preocupaciones y compromete el futuro de todo el planeta”. Durante sus años como ministra intentó lograr que el gobierno brasileño emprendiera políticas estructurales de desarrollo sostenible. Para ello considera imprescindible una visión que promueva la transparencia social y el control ciudadano y que desarrolle políticas ambientales de carácter transversal, no sectorial, de manera que esto implique la coordinación de todos los ministerios implicados.

Participantes al Pre-Forum

Participantes al Pre-Forum

Resaltó muy fuertemente el hecho de que el problema del medio ambiente hoy en Brasil y en el mundo no es un problema que depende de soluciones técnicas sino de que adoptemos individual y colectivamente unos principios éticos. Nos falta decidir y escoger los principios éticos que nos hagan co-responsables de este planeta. Lo positivo es que ya se está dando un cambio social, la gente ya comienza a exigir a los políticos que actúen con responsabilidad ecológica. El camino no es facil. Las presiones son altísimas y ella las vivió en su propia carne. Tuvo que renunciar a su puesto en el ministerio y ahora trabaja como senadora.

Fotos de Anselmo Dias SJ