Un momento de crisis y oportunidad

26 01 2009

de Mauricio Burbano SJ, Ecuador/Brasil

José Comblin presentó la segunda conferencia del Pre-Foro sobre el tema “Dar razón de nuestra esperanza: los desafíos del mundo a la fe”. Comblin, más que dar una respuesta directa a la temática propuesta, se refirió a las señales de los tiempos actuales. José Comblin, a pesar de sus 86 años y su pausado hablar, expresó con libertad y pasión sus ideas, cual si fuera un joven rebelde. Se refirió a que en el mundo actual, una señal de los tiempos es la crisis financiera mundial que va más allá del ámbito económico. Se trata de un fracaso del “pensamiento único” que consideraba al

Pe. José Comblin

Pe. José Comblin (foto de Anselmo Dias SJ)

capitalismo neoliberal como el único camino. Con todo, el pensamiento único no se refiere únicamente al sistema financiero. La iglesia también ha tenido formas de pensamiento único privilegiando un modelo de ser iglesia que enfatiza lo clerical.

Comblin afirma que debe darse un cambio radical en la teología. La teología occidental ha sido por mucho tiempo influenciada por la filosofía griega, de tal manera que es una teología abstracta apartada de la realidad. En los evangelios encontramos no una doctrina sino una propuesta de seguimiento a Jesús. El futuro de las iglesias cristianas parece que despierta fuertemente en países como China y Vietnam; ese futuro pasa por resolver el enfrentamiento con el Islam y finalmente en aceptar el protagonismo de los laicos.

Comblin no dejó claro las razones de nuestra esperanza. Con todo, parecería que para el teólogo esa esperanza está en una renovación eclesial. El sueño de una Iglesia en la que haya un seguimiento a Jesús pobre y sencillo. Una Iglesia que está junto a los pobres porque ella misma se siente pobre y débil frente a los poderosos de este mundo.

Advertisements